Objetivo

Un nuevo año comienza y, el trabajo y la pasión aplicadas durante estos primeros años en la Escuela de Fútbol Beti-Ona, han conseguido una gran repercusión y una gran evolución en nuestros pequeños futbolistas. Convencidos de que podemos seguir aportando muchos detalles a los pequeños bajitos del fútbol, esperamos que nos ofrezcan su confianza para continuar, mediante nuestros profesionales, con la enseñanza en la práctica del deporte rey. Cabe destacar que en nuestra intención, al margen de la enseñanza del deporte, se cuida el proceso de socialización de los niños con el objetivo de conseguir en el futuro buenos jugadores de fútbol y, sobre todo, buenas personas.